Contact Us

Audio/Video
Sonido/Video
Photos
Links
Conozca Sus Derechos
Movement History
Union Labels









Como evitar convertirse en víctima del fraude de inmigración

Fraudes de inmigración

Muchos consultantes de inmigración son honestos y pueden prestar un buen servicio a los inmigrantes. Sin embargo, hay ciertas personas que se aprovechan de los inmigrantes al dar consejos inexactos o mal honestos. Antes de buscar ayuda con su trámite de inmigración, recuerde: Sólo un representante acreditado por la Junta de Apelaciones de Inmigración (Board of Immigration Appeals, o BIA por sus siglas en inglés) o un abogado le puede dar asesoramiento legal y representarle ante los varios servicios de inmigración. “Notarios”, o Notaries Public no son abogados en EE. UU. Ellos no pueden dar consejos legales.

Que es una organización reconocida por la BIA?

Las organizaciones reconocidas por la BIA (ver arriba) son organizaciones comunitarias, religiosas, u otras organizaciones caritativas sin fines de lucro que han cumplido con los requisitos de la BIA para poder ofrecer asesoramiento legal. Se han inscrito con la BIA y solo pueden cobrar honorarios modestos. Representantes acreditados trabajan para tales organizaciones, y están autorizados a dar consejos legales en asuntos de inmigración. Éste no significa que tengan una relación privilegiada con United States Citizenship and Immigration Services (USCIS) o que  las aplicaciones que procesen recibirán un trato especial.

Una compañía lucrativa o empresa privada no puede ser reconocida por la BIA, y el personal no puede otorgar consejos legales sin ser abogado licenciado.

Evite convertirse en víctima del fraude de inmigración. Antes de consultar a alguien sobre asuntos de inmigración y antes de gastar su dinero, tenga en cuenta los siguientes aspectos:

 Desconfíe de consultantes, asesores, agencias de viajes, oficinas inmobiliarias y personas quienes se identifican como “notarios” que ofrecen servicios de inmigración. Verifique su experiencia y pida ver copias de acreditación por la Board of Immigration Appeals (Junta de Apelaciones de Inmigración),  la Asociación Americana de Abogados Especializados en Inmigración, o de su certificación por el American Bar Association.  Algunas personas que dicen estar capacitadas para ofrecer servicios legales no lo están. Estas personas pueden cometer errores que le causarán problemas graves. 

Si decide emplear a alguien como su consejero o representante legal en asuntos de inmigración, obtenga un contrato por escrito. El contrato debe estar escrito en inglés y en su propio idioma. El contrato deberá señalar todos los servicios que se le prestarán, así como su costo. Pida referencias antes de firmar el contrato.

Ninguna organización privada ni persona particular que ofrezca ayuda en asuntos de inmigración mantiene una relación especial con el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos (USCIS, por su sigla en inglés). Si alguien le hace promesas exageradas o dice tener una relación especial con el USCIS, no le crea. No confíe en personas que le garantizan buenos resultados o una tramitación más rápida. Si usted no reúne los requisitos para recibir un beneficio inmigratorio, no podrá cambiar esa situación con la ayuda de un abogado o consultante de inmigración.

Evite pagar los servicios en efectivo. Asegúrese de obtener un recibo de pago y de conservar sus documentos originales. Nunca firme un formulario o solicitud en blanco. Asegúrese de haber comprendido lo que está firmando.

Obtenga ayuda si un consultor en asuntos de inmigración lo estafa. Llame a la oficina del fiscal, a la oficina de protección del consumidor de su estado o localidad o al departamento de policía local. En California, puede llamar a la oficina del Secretario del Estado (California Secretary of State)

También evite las personas que garantizan una visa por la lotería. Algunas compañías y abogados ofrecen falsamente sus servicios asegurando que:

   Están afiliados al Gobierno de EE. UU.

   Poseen una experiencia o formulario especial para participar de la lotería de visas.

   Nunca fue rechazado un formulario presentado por la compañía.

   Sus servicios o compañía pueden aumentar las probabilidades de un participante de “ganar” la lotería.

   Aun aquellas personas provenientes de países no elegibles pueden “estar calificadas” para participar de la lotería.

Los estafadores hacen peligrar la oportunidad del solicitante de participar en la lotería presentando varias solicitudes. También suelen cobrar altos cargos a los participantes ganadores de la lotería para completar por ellos el proceso de aplicación. En realidad, el Departamento de Estado ofrece información en Internet (en inglés) sobre la lotería de visas y uno puede inscribirse allí solo y sin costo alguno. Para ir al sitio del Departamento de Estado sobre la lotería de visas, haga clic aquí . Para más informaciones sobre las estafas de la lotería de visas, vea el sitio del Departamento de Comercio.

 Evite sitios estafadores

Desconfíe de los sitios Web que aparentan ser sitios del gobierno de EE. UU. Estos impostores pueden tener nombres similares a los de las agencias gubernamentales, emblemas de apariencia oficial (banderas u otras imágenes nacionales como la Estatua de la Libertad o el Capitolio de Estados Unidos), sellos o logotipos oficiales, así como enlaces con otros sitios gubernamentales. Si la dirección de Internet no finaliza en “.gov” no es un sitio Web del gobierno Estadounidense. Los sitios Web falsos pueden cobrar cargos por los formularios del gobierno. No pague. Los formularios y las instrucciones para completarlos son expedidos gratuitamente por una agencia del gobierno de EE.UU.

Fuentes:

 Guia para Consumidores, Centro Federal de Información para el Público (US FCIC),

www.pueblo.gsa.gov

 UFW Foundation Immigration Project

www.ufwfoundation.org

   


Copyright (c) UFW Foundation. All rights reserved. Site By SolLink